martes, 22 de abril de 2014

El Último Juego de Niños, Capítulo 26 por Elizabeth Thor




Mayli cyrus es Katty
Bob abrazó con fuerza a Lilith y ésta sintió su cariño por fin corriendo por su cuerpo, una caricia en el rostro y la chica comenzó a llorar sin cesar ya que pensaba que nunca lo volvería a ver junto a ella. Maggie dio un paso atrás al sentirse como una pieza que no encajaba en el corazón de Bob.
-¿Quienes son?-Preguntó Lilith.
-Son amigos. Ahora venga, nos vamos de aquí…
Al salir de la habitación comenzó a llover plomo por todos lados, por unos segundos una de las balas rozó el rostro de Jack dejando un chispazo al chocar contra la pared, Sarah recibió un disparo en su brazo y Dean la cogió con fuerza:
-Correr, salgamos de aquí-Dijo Maggie.
El grupo respondió con balas al ataque dejando caer algunos muertos por el pasillo, Tommy ayudó a Dean a coger a Sarah ya que ésta sentía mucho dolor por el balazo. Katty comenzó a andar por el pasillo sin miedo, sin el menor temor de que una bala la tocara, paso a paso los chicos de Matt caían al suelo desangrándose y ella le sonreía a la muerte. Sarah al levantar su mirada pudo ver a esa loca acercándose a ellos, cuando sus miradas se cruzaron Katty sacóo sus pistolas y comenzó a dispararles, sabiendo perfectamente como asustarlos y dirigirlos a donde quería, disparando en sus pies o a las paredes:
-¡Maldita sea! Está ahí Katty, corred… -Dijo Sarah.
Lilith miró hacia atrás pudiendo ver a su torturadora, comenzó a reír frenéticamente y desquiciadamente al ver que escapaba del dolor, Bob la cogió con fuerza para sacarla de allí.
Katty miró a su lado a una chica con una pistola:
-¿Has disparado a la chica de pelo castaño?-Preguntó Katty.
La chica asintió y Katty le disparó en toda la cara, dejando el cadáver a sus pies:
-Mala suerte. Era la hermana de Matt.
Se abrió la puerta del inmenso comedor del hotel y casi pudieron tocar con sus dedos el final de su misión, pero tras aquella puerta se escondía algo peor y que jamás pensaron encontrar.

Samira Wiley es Sasha
Steve había ido con sus hermanos a defender su barrio, había ido llamado por los Cohen para que cogiera un arma y que acompañara a su pequeño ejercito de diez personas al gran hotel, la cantidad iba disminuyendo pero tendría que luchar para sobrevivir. El chico de 14 años, de pequeña estatura y cabeza rapada había visto muchas muertes, no le asustaba ver algunas mas. Se sentía seguro con Sasha y Carl ya que no dejaban a ningún chico de Matt con vida, parecía que disfrutaban:
-Steve, no me dirás que no es divertido matar a unos jodidos blanquitos -Dijo Carl.
El chico asentía con su cabecita al volver a disparar, un empujón y Sasha había salvado al chico de un balazo en toda la cabeza:
-Será mejor que tengas cuidado, pequeño. No quiero contarle a tu hermana que te mató un asqueroso blanco…
Una fuerte patada y la puerta del gran comedor se abrió, pero todo aquello era una trampa tras de ellos habían el doble de chicos y con ellos el cabecilla Matt, tuvieron que tirar las armas al ver como Katty entraba en el comedor con una buena compañía:
-Dejad las armas. Será mejor que lo hagáis si no queréis morir-Dijo Matt.
Sasha y miró a sus chicos, miró a Carl y al pequeño Steve para que tiraran sus armas ya que habían sido derrotados, al levantar su mirada vieron a la gente de Sarah en el centro del comedor, en su mirada se notaba la derrota:
-Maldita sea, todo era tan jodidamente sencillo…
Matt se levantó y se dirigió hacia su hermana Sarah, le cogió fuertemente del brazo pudiendo ver que tenía un rasguño en el brazo, que había perdido algo de sangre. Se dirigió enfadado hacia Katty dándole un fuerte tortazo que le tiró al suelo, la levanto del suelo cogiéndola de la camiseta:
-Te dije que no quería que le pasara nada…
Katty se limpió le labio y escupió algo de sangre:
-Matt, la estúpida que disparó contra Sarah ya está muerta...
Se escuchó una risotada, una risa que se reía de Katty por haber recibido tal reprimenda y que provenía de la parta de los Cohen. Sasha ya no tenia nada que perder sabiendo que ya estaba muerta prefería reírse de su verduga. Katty enfadada corrió hacia ella y le cogió fuertemente del cuello apuntándole con su pistola:
-Es hora de sacar la basura, ¿no crees, Cohen? Será mejor que digas tu última palabra...
Sasha miró a los suyos, miró a su hermano a los ojos y sintió como su corazón se partía en mil pedazos por culpa de su fuerte carácter, sabía que moriría igualmente y no quería ser torturada por Matt, prefería morir noblemente con una bala en la cabeza, aunque eso le apartara para siempre del hombre que siempre quiso, su “hermano”. Carl la miró asintiendo, entendiendo que era el mejor de los finales y no el dejarse torturar como un ratón por un gato, Sasha respiró con calma a Katty y le miró de una forma burlona:
-La asquerosa blanca, la maldita loca de Katty es golpeada y humillada, es el mejor recuerdo que me llevo a la tumba… Dispara Furcia…
Carl miró al suelo dejando derramar un par de lagrimas al escuchar el sonido de la pistola, no quiso levantar su mirada al ver como el cuerpo de Sasha caía al suelo sin vida. Matt suspiró al verlo e hizo una señal para que sus chicos ejecutaran a Carl y a los que quedaban en pie. El sonido de las balas se escucharon y los cuerpos de los chicos de color cayeron al suelo sin vida. Sarah abrazó fuertemente a Dean por el miedo que estaba pasando y éste derramo una lagrima por los hermanos perdidos. Jack dejó que Tommy se escondiera tras él para no ver el baño de sangre, Lilith levantó su mirada y vio extrañada como Maggie cogía de la mano a Bob buscando consuelo.

Jacob Artist es Jack
Matt miró a sus chicos y suspiró al ver ese charco de sangre:
-Quiero que colguéis a los Cohen y a los suyos en la puerta del hotel, quiero que llevéis a mi hermana a mis aposentos y encerréis a sus amigos… Ya pensaré la forma que pagaran por lo que han hecho.
Katty limpió su pistola de la sangra de Sasha y miró a su espalda, sonrió al ver que tendría nuevos juguetes. Matt miró a sus chicos:
-Sam, Katty quiero que vayáis a sus casas y me traigáis a sus amigos o familias, seguro que ellos también están metidos en todo esto…
Jack al escucharle se llenó de ira y se dirigió hacia él, Tommy intentó detenerle pero no consiguió que no comenzara a gritar:
-Matt, ¿por qué no te enfrentas conmigo? eres un maldito cobarde…
Matt comenzó a sonreír e hizo un gesto para que dejaran acercarse a Jack hacia él:
-Seguro que tu eres el cabecilla. él que comió la cabeza a mi hermanita para intentar derrocarme, quiero que le llevéis a la sala de interrogatorios, quiero hablar con él…
... Capítulo 27 ...

0 comentarios:

Publicar un comentario