sábado, 29 de noviembre de 2014

El Último Juego de Niños, Capítulo 49 por Elizabeth Thor



Sarah Paulson es Merlyn
Mercedes se acercó a Maggie y le posó su mano en el hombro:
-Tranquila, seguro que volverán.
Uno de los perros comenzó a ladrar y al escucharlo Melissa se asustó. Merlyn le acarició el pelo e intentó tranquilizarla con sus palabras:
-Los animales, cuando se pierden, siempre vuelven a su hogar. Los chicos volverán, tranquila.
Mercedes escuchó unos ruidos que venían a lo lejos, encendió su linterna e intentó ver algo más allá del granero y pudo ver al grupo de chicos que venían corriendo hacia ella. Maggie al ver a Bob le dio un fuerte abrazo, respiró tranquila al ver que estaban allí los tres chicos y Sarah. Algo le asustó al ver a Matt, Katty, Sam ,Big T acompañados por una niña y dos de los hombres del mafioso de la ciudad. La chica levantó su arma y apuntó a Matt, asustada:
-¿Qué coño hace éste aquí?
Bob le cogió fuertemente la cara y le miró a los ojos, era tan difícil de explicar, era tan difícil de explicar esa extraña relación de supervivencia:
-Ya sabes, para sobrevivir siempre hacemos extraños amigos, intentemos superar esta noche y mañana ya veremos…
Mercedes escuchó a Bob:
-¿Sobrevivir? Es Clay y sus malditas cazas…
Jack se acercó a ella y le cogió la escopeta:
-Tu maldito Sheriff tiene un gran odio a los extraños…
Merlyn se puso algo nerviosa al escuchar unas voces que le parecía terriblemente familiares, Melissa miró a su amiga y se dio cuenta que su rostro arrastraba bastante preocupación. Temía que pasara algo malo para los chicos. Tommy entró primero en la casa y corrió abrazar a a Merlyn, los tres se abrazaron con fuerza:
-Tenía tanto miedo, chicas, de que no volviera…
-Tenía miedo que no volvieras, Tommy….
Cuando Melissa fue a preguntar por Jack y le vio entrando por la puerta, los dos se abrazo con fuerza se miraron a los ojos y se besaron fuertemente. Sarah agachó la mirada para no ver aquel cariño que tenían ya que deseaba los labios de Jack. Katty miró por la ventana y suspiró, necesitaba algún arma para sentirse segura ante todo lo que se avecinaba.
-¿Tendríais unas putas armas para dar por el culo a estos jodidos cazadores…?
Melissa vio a Matt y casi entraba en pánico, comenzó a llorar al ver aquel monstruo que pensaba que no volvería a ver nunca más, Jack le cogió fuertemente el rostro y le miró a los ojos:
-Escúchame, escúchame con calma, sólo será por esta noche, sólo será para sobrevivir… Te juro que no dejaré que te toque…
Big T miró el rostro de Mandy y le acarició poco a poco el pelo, le miró con cariño con una sonrisa ya que le quería dar algo de fuerza para que pudiera tener algo de valor, miró a Mercedes.
-Oiga, ¿tendría algo de comer para la niña?
Mandy le miró con enfado:
-No soy una cría, me escuchas…No me gusta que me trates así.
Mercedes sonrió al escuchar a Mandy:
-Puedo hacer algunos bocadillos, para todos, y café…
Bob, Jack decidieron poner algunas maderas en las ventanas mientras que Melissa le daba los clavos, Matt comenzó a contar las balas de las escopetas pensando que tras pasar aquella noche podría usarlas para algo más y junto a él estaba Katty que de su bolsillo sacó un paquete de tabaco, con la suela de su zapato se encendió una cerilla y se encendió un cigarrillo. Tommy le temblaban las piernas al pensar lo que podría pasar, mientras que Merlyn le acariciaba el pelo con cariño. Sarah y Maggie estaban en el piso superior vigilando por si aparecían los cazadores. Sam, apartado del grupo, observaba a Merlyn y se relamía pensando lo que podría hacer con la adulta.

Taissa Farmiga es Melissa
Matt contaba las balas que tenía encima de la mesa, se acercó a Katty y le susurró algo al oído, algo que hizo que la psicótica chica comenzara a reír como si fuera un piropo:
-Si sobrevivimos mañana, los mataremos a todos, me llevaré a Sarah y a la adulta…
Katty le dio una larga calada a su cigarrillo y observó a la gente que estaba en el comedor, podía ver sus muertes como si fueran fotografías, podría verse como los mataba uno a uno. Sam, en un rincón de la habitación, se tocaba la entrepierna muy excitado al ver a la adulta, soñaba poder arrancarle la ropa y violarla como había hecho tantas veces con crías. Tommy miró a Sam y con miedo abrazó con mas fuerza a Merlyn, no quería que la tocara ni un pelo. Ella era como su hermana y no la quería volver a perder. Melissa suspiró y se tocó el estomago al sentir como se volvía a mover la vida que tenía entre sus entrañas, Jack le abrazó y le miró a los ojos dándole un beso en la frente, el chico se sentía mal por a verle engañado. Sarah observó como Jack le daba un beso a Melissa, eso le destrozó por dentro, sus celos le concomían . La chica subió al piso superior y, enfadada, le dio una patada a la puerta. Maggie sorprendida le miró a los ojos:
-¿Qué pasa, Sarah?
Sarah suspiró y abrazó con fuerzas a su amiga Maggie, le miró a los ojos y apoyó su cabeza en su hombro:
-Yo, yo, Maggie, es que... yo y Jack.
Maggie lo entendió perfectamente sólo con la mirada de Sarah, veía que su amiga estaba enamorada de aquél chico y que estaba sufriendo:
-¿Desde cuándo, Sarah?
-Desde que él me besó por primera vez...
... Capítulo 50 ... 

0 comentarios:

Publicar un comentario