Relatos Terror

Relatos de terror

Serie Z

Relatos de temática zombie

Relatos Fantasía

Relatos de fantasía

Otros

Relatos de temas diversos

jueves, 27 de febrero de 2014

Los Mutantes de Springs Lake

'Un pequeño pueblo. Un accidente aéreo. ¿Qué es ese brillo espectral que lo inundó todo durante unos minutos? 
Katie, la curiosa hija del sheriff de Springs Lake, estará dispuesta a llegar hasta el final para desvelar el terrible secreto de la misteriosa carga que el avión accidentado oculta en su interior.'

Ya disponible en Amazon, mi primera novela corta de ciencia ficción. Donde mutantes, militares y científicos locos tienen cabida en una historia ambientada en los años 50.

Para poder leerla:

- Los Mutantes de Springs Lake en Amazon

martes, 25 de febrero de 2014

Antología Horrendos Amores

Letras-De-Terror ha creado la antología de relatos de terror Horrendos Amores, ya disponible para su descarga gratuita ¿a qué esperas a echarle un vistazo? Coordinada por Candy Von Bitter y con portada de Aylen Musumano, contiene, entre otros, uno de mis relatos totalmente inédito, espero que os guste :)

Para poder descargar gratuitamente la antología:

- Horrendos Amores en Bubok



martes, 18 de febrero de 2014

El Último Juego de Niños, Capítulo 18 por Elizabeth Thor



Emma Watson es Melissa
Una bonita manzana de esas frutas tan lustrosas que no puedes olvidar, esas frutas que su sabor entre ácido y dulce no puedes olvidar. Melissa miró por unos instantes aquel manjar tan difícil de conseguir en aquellos días, tan difícil de conseguir como poder vivir más de 18 años. Le gustaría que fuera eterna para no olvidarla entre sus recuerdos. Había comprado esa manzana a uno de los contrabandistas de la ciudad ya que Matt tenía cerrado todos los caminos a los campos, esos campos tan verdes como los recuerdos de pureza que están a punto de extinguirse. Miró por unos instantes la manzana antes de dar el primer mordisco, ese mordisco tan fresco y lleno de sabor que recordaba de su infancia. Le gustaría por unos instantes poder vivir con Jack, Tommy y sus amigos en alguna de esas granjas y poder olvidar esa locura, poder morir tranquila pensando que su hijo tendría una vida perfecta que jamás encontraría en la ciudad. Al morder la fruta sintió ese sabor en su boca y una lagrima se derramó por su mejilla. Se escuchó como se abrió la puerta de la biblioteca y vio que era Tommy, hacía unas horas que quería hablar con él y ver cómo estaba:
-Hola, Melissa ¿querías hablar conmigo?
-Si, Tommy. Siéntate a mi lado, tengo una cosa que te gustara.
Al sentarse a su lado Melissa le enseñó esa manzana y le ofreció un mordisco, Tommy sonrió al verla:
-¿Sabes que no veo una fruta desde hace años, Melissa?
Tommy mordió la manzana y sonrió al degustar aquel manjar, Melissa le miró a los ojos forzando una bonita sonrisa:
-¿Qué te pasaba el otro día, Tommy?
Tommy suspiró y miró al suelo:
-Tengo miedo, tengo miedo por lo que vamos hacer, tengo miedo de los Cohen y de Matt, nos estamos aliando con el diablo para combatir al diablo. Tengo miedo que le pueda pasar algo a Jack mi mejor amigo, mi…
Melissa dejó que Tommy apoyara su cabeza en su hombro y con una caricia le dio algo de cariño:
-Tengo miedo que ese niño que esperáis no tenga a un padre cómo él. Quiero que él sepa lo de Merlyn y  así darle esperanzas…
Melissa suspiró y buscó algo de valor para hablar sobre ella:
-Hace unos días, Merlyn me habló de la lluvia y que ella…
Tommy se levantó y miró  a Melissa conteniendo su enfado que crecía en su interior:
-Por favor Melissa, sólo por que ella es una adulta le estás culpando sobre la lluvia, ella es buena es cómo mi hermana…
-Por favor Tommy, ella me habló sobre lo que paso con la lluvia y ella lo sabia…
Tommy tiró la manzana lleno de ira y se dirigió hacia la salida:
-No esperaba esto de ti, esperaba compresión y que pudieras ayudar a Merlyn. Le estas culpando por ser adulta de la maldita lluvia… Ella es la salvación de Jack y yo se lo contaré. Hazme un favor, no te acerques a Merlyn y no te acerques a mí mientras sigas pensando esas cosas de ella…

Jacob Artist es Jack
Tommy aguantaba sus lagrimas, intentaba buscar con todas sus fuerzas no comenzar a llorar. Había visto cómo una de sus mejores amigas culpaba a Merlyn de tener la culpa de la lluvia. Pero ella tenía la culpa de llenar ese hueco que dejó su hermana hace años. Quería encontrar a Jack y estar a su lado, quería respirar amor, quería que su corazón latiera por estar a su lado.
Recordaba cómo conocía a Jack hace unos cuantos años, recordaba cómo todo cambio para él cuando se enamoró de su mejor amigo, cómo cambio al saber que jamas él le besaría ni sentiría lo mismo que él. Recordaba cómo algunos de los hombres de Matt le dieron una paliza que casi le mata, le dieron una paliza sólo por diversión al ver un chico débil cómo él. Jack apareció y consiguió salvarle la vida, recordó cómo se puso de rodillas ante el preocupado y le tocó el rostro para ver sus heridas. Cuando abrió sus ojos vio ese rostro que siempre amaría y que aún estando tan cerca parecía que estuviera tan lejos de sus sentimientos.
Jack pasó la tarde arreglando su moto e intentando cambiar algunas piezas, eran muy difíciles de encontrar o eran demasiado caras si querías comprarlas y ahora que tenía la oportunidad no perdería el tiempo en pensarlo. Muchas veces el chico perdía mucho tiempo con su moto ya que le ayudaba a pensar en otras cosas mejores, en pensar que el tiempo no estaba contra él. Se giró y vio cómo se acercaba hacia él. Tommy llevaba entre sus manos unas latas de refresco. Sentados en un banco dejaron que la brisa les acariciara mientras disfrutaban de la bebida:
-¿Estás cambiando al fin las piezas de la moto? nos costó encontrar esas malditas piezas -dijo Tommy.
Jack sonrió:
-Quiero dejar muchas cosas terminadas antes que llegue mi cumpleaños, quiero cambiar el mundo con un grupo de locos y dejar mi moto perfecta… Quiero que un amigo me la guarde y la trate como si fuera suya.
Tommy sintió un pequeño codazo de complicidad y eso hizo que diera un pequeño suspiro, eso hizo que le mirara con una sonrisa. Lo que no quería Tommy era la moto quería sentir sus labios contra los suyos y que Jack le acariciara lentamente.
-Jack, quiero preguntarte una cosa.
Jack tiró la lata vacía intentando encestar en cubo de basura:
-Dispara, Tommy…
Tommy miró sus dedos y suspiro, buscó algo de valor para decir aquello:
-Si conocieras a un adulto, ¿qué harías, Jack?

Sarah Paulson es Merlyn
Jack comenzó a reír ya que ver una persona de más de dieciocho años era imposible, era como ver una jirafa en una granja:
-Que tonterías dices, Tommy. Un adulto, se extinguieron hace años… se extinguieron cómo los malditos buenos sentimientos.
Tommy se quedó en silencio por unos instantes y negó con la cabeza:
-Yo conozco a uno, Jack…
Jack levantó la ceja mirando a su amigo, extrañado. Podría ser que Tommy se hubiera enganchado al pegamento industrial o a alguna clase de droga psicodelica:
-Tommy, que tonterías dices ¿Un adulto?
-Sí, Jack. Le ayudé hace un par de meses y ahora vive conmigo. Se llama Merlyn y creo que te podría ayudar… Por favor Jack créeme, jamas te mentiría.
Cómo podría mentir a una persona a quien quería más que a un hermano, cómo podría mentir a una persona cómo Jack. Esa persona en quien pensaba cuando abría los ojos por las mañanas y en el último antes de dormir.
Jack miró a lo ojos a Tommy y comenzó a sonreír casi sin saber de donde había sacado esas ideas su mejor amigo:
-Tommy, iré contigo sólo para demostrar que has perdido el último tornillo que te quedaba…
Al llegar al pequeño apartamento Tommy abrió la puerta viendo el comedor totalmente vació, Jack se apoyó en la puerta sólo esperando ver aquella fantasía de su amigo. Un adulto vivo era una locura. Tommy comenzó a llamar a Merlyn su amigo al escuchar el silencio comenzó a reír, el mismo había caído en su mentira ya que esa chica no existía:
-Merlyn, ¿estás en casa?
Jack escuchó esa respuesta y no pudo creer que fuera real. Aquella Merlyn existía. No podía ser lo que estuvo a punto de ver. Sintió que todo se llenaba de luz al ver aquel rostro, sintió que su mente estuvo por unos segundos apunto de explotar. No podía ser que existiera una adulta, pero aquellas arrugas, aquella manera de hablar era cómo la de su madre. Tommy sonrió y abrazo a su amiga:
-Merlyn, quiero presentarte a un amigo. Él es Jack.
Tirada en la cama de su habitación Katty ahogaba sus penas con una botella de vodka ya que era la única manera de olvidar el pasado. Cuando volvía a su mente era cómo sentir un golpe en sus sentimientos, era cómo volver a sangrar. Se levantó de su cama y fue a buscar a la monjita que tenía encerrada en su celda.

Miley Cyrus es Katty
Lilith estaba sentada en un rincón de su cuarto pensando en como escapar, pensando que dios se había olvidado de ella para siempre. ¿Donde estaba Bob para sacarle de ese infierno?. Se abrió la habitación de su cuarto y allí estaba Katty que fue hacia ella, le cogió de los brazos y le obligó a levantarse. Comenzó a pegarle en la boca sin cesar:
-¿Sabes? Tu dios no existe. Tu dios me dejó con un hermano mayor que abusaba de mi, que destrozó mi humanidad…
Lilith no cesaba de llorar al sentir como Katty taladraba con sus palabras la poca fe que quedaba en su alma:
-¿Sabes quién destruyó a tú dios? Fueron los adultos, seguro que aún queda alguno vivo.
Jack se quedó sin palabras al ver aquella mujer, le cogió de las manos y comenzó acariciarlas. Le recordaba al tacto de su madre, esas arrugas en sus labios al sonreír era como aquella mujer que echaba tanto de menos. El joven comenzó a llorar ante ella…
... Capítulo 19 ...

miércoles, 12 de febrero de 2014

El Último Juego de Niños, Capítulo 17


Emma Watson es Melissa
Emma Watson es Melissa
Melissa se sobresaltó al escuchar el sonido de las pisadas contra el mármol. Vio cómo Maggie se incorporaba y ponía su mano sobre su pistola.
Habían pasado una tarde tranquila. Maggie resultó ser una buena compañía y se pasaron horas hablando de los libros que les gustaban y recordando tiempos mejores. Aunque en el fondo, Melissa no podía dejar de pensar en Jack. «¿Estará bien? ¿Le habrá pasado algo malo?», esas preguntas le rondaban una y otra vez por la cabeza. Se levantó de la silla y se puso al lado de Maggie.
Al primero que vio fue a Tommy con el rostro sombrío y se temió lo peor. Se llevó las manos a la boca con preocupación hasta que pudo ver a Jack hablando con Bob, el protector de los niños perdidos. Dos chicos a los que Melissa no conocía cerraban la marcha cogidos de la mano.
Se lanzó sobre Jack y le dio un gran abrazo.
—¡Por Dios! Menos mal que estás bien… —Lo abrazó con más fuerza mientras las lágrimas le recorrían las mejillas.
—Claro que sí, nena —Jack le devolvió el abrazo y Melissa notó la calidad de su aliento en el cuello—. Nunca te abandonaré.
Melissa le miró a los ojos y se besaron con ternura. Fue hacia Tommy y le abrazó también.
—Me alegra ver que estás bien, amigo mío.
—Sí, yo también… —contestó Tommy, ausente.
«¿Qué le habrá pasado?» Melissa iba a preguntárselo cuando los otros tres se acercaron.
—Hola, Melissa —saludó Bob y se sentó en una de las sillas.
—Hola, Bob —dijo con una sonrisa.
—Eh… Hola, somos Sarah y Dean, encantada de conocerte. —Una chica delgada con el cabello castaño claro se acercó a ella sonriendo.
—Encantada de conoceros. —Melissa estrechó la mano a los dos.
Sarah y Dean fueron hacia Maggie y empezaron a hablar entre ellos. Melissa fue hacia Jack.
—Me tienes que contar todo lo que ha pasado con los hermanos Cohen.
—Bueno, se resume fácilmente. Hemos ido a verlos y nos han intimidado. Sasha no ha dejado entrar a Sarah, ya sabes como es, y Bob se ha quedado fuera con ella para que estuviera a salvo. Dean era el contacto con los hermanos, los conocía, por lo que debía entrar con nosotros. —Hizo una pequeña pausa y se sentó encima de una de las mesas; Melissa le miró con desaprobación, Jack sonrió y se sentó en la silla más cercana a esa mesa—.  Y después de muchas palabrotas y amenazas, aceptaron al escuchar la palabra Matt.
—¿Y eso? —preguntó Melissa con curiosidad, aunque ya se imaginaba la respuesta.
—Matt y el resto de mis hermanos siempre han atacado el barrio de los Cohen, Y ellos ansían la venganza. —Sarah se acercó a ellos seguida de Dean y Maggie.
—Matt… ¿es tu hermano? —dijo Melissa sorprendida.
—Sí, y le tengo el mismo aprecio que todos vosotros. Créeme, se lo ha ganado. —Miró al resto—. Debemos irnos para informar a los demás, mañana podríamos quedar en el bar de Andrew para ultimar los preparativos del plan.
—Me parece bien —Jack le estrechó la mano. Melissa se dio cuenta de que respetaba a esa chica.
—Yo también me voy, mis niños me necesitan. —Bob se levantó de la silla y fue hacia la puerta—. Hasta mañana entonces.
Sarah, Dean y Maggie también se despidieron y empezaron a marcharse. Melissa se acercó a Maggie antes de que ésta saliera por la puerta.
—Muchas gracias… por todo, ha sido un placer conocerte —dijo Melissa con ternura.
—Lo mismo digo. —Maggie sonrió y se marchó.
—Es mejor que nos vayamos a casa. —Jack estaba justo detrás de ella—. Será más seguro para todos.
Melissa asintió con la cabeza y fue a apagar el generador de la luz. En la puerta de entrada la esperaban Jack y Tommy, el cual no había vuelto a hablar desde que llegó.
—Tommy, ¿estás bien? Estás… ausente —preguntó Melissa preocupada.
—Eh… sí, sí… estoy bien… nos vemos mañana chicos… —Se alejó de ellos casi sin mirarlos.
—¿Qué le pasa?
—No lo se, está así desde que salimos del edificio de los Cohen. Creo que se puso nervioso, sólo necesita descansar, al igual que yo. —La rodeó con sus brazos y se dirigieron a su hogar.
***
Merlyn jugueteaba nerviosa con la cucharilla de su taza de té. Había preparado una cena consistente en dos latas de espaguetis a la
Sarah Paulson es Merlyn
Sarah Paulson es Merlyn
boloñesa, una de lacón y de postre, macedonia también enlatada. Desde que había caído la lluvia, la buena comida escaseaba, y en aquél lugar no se podía cultivar nada. «Deberíamos marcharnos al campo. Ocupar una pequeña granja y cultivar verduras. Si hay suerte, conseguir algunos animales para criarlos como ganada. Una vida tranquila lejos de ese infierno.», Merlyn pensó en ello mientras daba un largo sorbo de té. «Podríamos ir Tommy, Melissa, su novio… sus amigos de confianza, y yo… podríamos crear un hogar.» Sonrió pensando. «Sería perfecto… demasiado… y ella no se lo merecía.». Sus ojos se llenaron de lágrimas al pensar en lo que había hecho, «Todo es culpa mía… la lluvia… y puede que Tommy lo sepa ahora y me odie por ello… » Merlyn había confiado su secreto a Melissa, y ahora temía que se lo hubiera dicho a Tommy y le odiara por ello. El sonido de la puerta al abrirse le sacó de sus pensamientos y Tommy entró en el piso con el rostro serio. «Lo sabe.» Merlyn no se levantó, no podía. Se había quedado petrificada por el miedo. «Me odiará por ello.»
Tommy la miró y esbozó una sonrisa en sus labios.
—Merlyn… —Giró la cabeza y sus ojos se posaron en la mesa—Has hecho la cena, y espaguetis, me encantan. —La miró— Tengo mucha hambre, ¿cenamos?
Merlyn le miró con desconfianza. Si supiera algo no la trataría así, pero igualmente se comportaba algo extraño.
—Me alegra que te guste. —Merlyn se sentó en la mesa y Tommy hizo lo mismo—. Buen provecho.
Merlyn vio como Tommy devoraba la cena en pocos minutos, no mentía cuando dijo que tenía hambre.
Cenaron en silencio, hasta que llegó el postre.
—¿Qué tal ha ido? ¿Esos chicos os van a ayudar? —Merlyn optó por tratarle con normalidad.
—Sí, nos van a ayudar, aunque me pregunto a qué precio.
—¿Qué quieres decir con eso? —preguntó preocupada.
—No me fío de ellos, son violentos y… peligrosos, creo que nos traicionarán a la primera de cambio —Tommy se metió la cuchara en la boca con trozo de melocotón en ella— No se si ha sido buena idea tratar con esos dos.
—Entonces… ¿por qué lo habéis hecho?
—Les necesitamos —contestó Tommy suspirando—. Con ellos y sus chicos seremos más para atacar a Matt. Eso lo se, pero… lo que me preocupa es una vez derrocado Matt, ¿volverán sus armas contra ellos? —Dejó la cuchara en la mesa—. Lo he estado pensando mientras venía. Y es algo que me ronda en la cabeza todo el tiempo…
—Deberías decírselo a tus amigos —sugirió Merlyn—. Si estáis preparados y veis venir el golpe, podréis evitarlo a tiempo. —Sonrió.
Tommy se quedó en silencio unos minutos.
—Sí… puede que… —Se recostó en la silla— Tienes razón Merlyn, mañana hemos quedado y hablaré con ellos —dijo con entusiasmo.
Merlyn siguió comiendo más animada. Comprobar  que Melissa había cumplido su promesa le alegraba. Sabía que era ella la que debía decírselo a Tommy, pero aun no estaba preparada. A decir verdad, creía que nunca lo estaría.
... Capítulo 18 ...

lunes, 10 de febrero de 2014

Segunda reseña de El Sótano Maldito en menos de 24h

Y un par de horas después, tengo el placer de traeros la segunda reseña que han hecho de El Sótano Maldito. De momento, vamos aprobando y con buena nota, así que no podría estar más contenta. A continuación os adjunto el link para que podáis leerla :)



Primera reseña de El Sótano Maldito

Desde la genial Chica-Sombra llega la primera reseña a la antología de relatos de terror El Sótano Maldito, ¡y no podría ser mejor! Os dejo el link para que podáis leerla, sólo adelanto la nota, un 8 sobre 10 :D



miércoles, 5 de febrero de 2014

El Último Juego de Niños, Capítulo 16 por Elizabeth Thor



Samira Wiley es Sasha

Un gran edificio en el corazón del barrio era su base general. El grupo comenzó a subir hasta el ático. Sasha comenzó a acompañar al pequeño grupo, los graffitis de las paredes hablaban de libertad de las muertes que habían sufrido por la lluvia, por la muerte que habían sufrido por enfrentarse a Matt en las calles. Poniéndole como un monstruo que quería arrasarlo todo a su paso. Sasha y Dean se adelantaron a Jack y a Tommy, este último estaba muerto de miedo al ver como aquellos chicos le miraban desde sus destrozados apartamentos. Sentía que era el blanco de sus iras por su tono de piel, Jack le miró sonriendo al ver como temblaba del miedo.
-¿Qué te pasa, Tommy?
-No me gustan éstas calles, me siento vigilado sólo por ser casi tan blanco como la nieve.
Jack sonrió mirando a su amigo y posando su mano en su hombro. Tommy sintió la mano de su amigo y se sintió algo más seguro a su lado, sintió ese deseable calor en su hombro. Miró la cara de su amigo y por dentro quiso darle los mismos ánimos que el le daba, quería hablarle de Merlyn. Quería decirle que conocía a una persona de mas de 18 años y ella tendría el secreto para seguir viviendo. En el fondo quería besarle y que siempre estuviera a su lado
-Jack yo…….
Jack le miro a los ojos, Tommy se avergonzó por unos segundos al ver esos ojos castaños que le conquistaban eso hizo que mirara al suelo tímidamente.
-Si sabemos sobrevivir a los chicos de Matt seguro que sabremos salir de aquí…
Sasha se volvió a rencontrar por el tiempo con Dean un chico que por los años trató como un hermano, la persona de confianza de ella y su hermano pero los dejó tirados hace tiempo para encontrar algo mejor. Él se cansó de ver como Matt exterminaba a su gente, se cansó de ver la sangre de sus hermanos en sus manos.
-¿Qué coño te pasa Dean? ¿De donde has sacado cojones para volver? Te has cansado de los blanquitos.
Dean le miró:
-Esos blanquitos y vosotros buscáis lo mismo, derrocar a Matt.
Frente ellos estaba el apartamento donde vivía Sasha con su hermano, en la puerta había dos chicos de color vigilando. La chica miró a los chicos antes de entrar en su hogar, les miró fijamente a los ojos. No se fiaba de nadie y menos de unos blanquitos que venían a pedirle ayuda. Se acercó a Tommy el chico más blanco del grupo y comenzó a pincharle con el dedo en el pecho mientras le hablaba:
-¿Sabes una cosa? Yo no me fío de blanquitos como tú, no me fío de hijos de puta como vosotros - Sasha se quedó pensativa al sentir algo raro al tocar al chico- Cualquiera puede ser un jodido hombre de Matt…


Michael B. Jordan es Carl
Al entrar en la casa, las paredes estaban llenas de graffitis y se escuchaba una música rap ensordecedora. Tommy miraba a su alrededor y vio en una de las habitaciones convertida en un gallinero, Sasha le miró sonriendo:
-¿A quien no le gusta el pollo frito, cariño?
Al llegar al salón allí estaba Carl tirado en un sillón fumándose un porro, estaba acompañado por un grupo de amigos que como él estaban colocados. Eran los chicos que protegían a los hermanos, eran los que disfrutaban de una vida llena de excesos y pequeños lujos que los Cohen les daba. La habitación estaba adornada con posters de Malcon X y de Tupac, Sasha se cruzó de brazos y miró fijamente a su hermano:
-Maldito mamonazo, ¿qué coño haces colocado a estas horas? voy a buscar a Dean y a sus blanquitos amigos y en vez de protegerme te estás fumando nuestra puta maría….
Carl se levantó con dificultad empujando a su hermana a un lado:
-Aparta guarra…
Sasha se cayó encima de sus guardaespaldas y al levantarse les miró señalando la puerta:
-Venga vagos de mierda salir a vigilar la puta calle…
Carl comenzó a rodear al pequeño grupo, miró fijamente a Jack y a Tommy pero se paró delante de Dean, su viejo amigo de la infancia. Sentía algo de odio hacia él por haberles dejado hace un año, sentía odio porque estuvo allí para ayudarles contra los ataques de Matt y sus hombres. Por unos segundos los dos chicos se quedaron mirando fijamente y se notaba tensión en el ambiente. Sasha cogió una naranjada y le dio un largo trago, al ver que la mecha no comenzaba a arder le gritó a Carl:
-Hermanito, ¿no quieres decirle nada a Dean? él nos dejo tirado hace tiempo... joder teníamos fe en él y nos dejó como a putas ratas.
Carl y Sasha eran hermanos mellizos y compartían un pequeño parecido entre ellos, aunque nadie pensarían que fueran hermanos excepto por el tono de su piel. Por los años sus hermanos mayores siempre quisieron tener un hogar para ellos e intentar como siempre sobrevivir ante los blancos y la policía como antes que llegara la lluvia. Ahora ellos tenían el testigo de recordar las vidas de sus hermanos y proteger el barrio. Carl se encendió un porro y señalo a Jack:
-Tú, café con leche, ¿que coño haces con Dean?
Jack sonrió y miró a Carl:
-¿Sabes una cosa? estoy con Dean porque quiere terminar con Matt y su locura… Creo que es de confianza, no quiero morir sin poder hacer algo por los míos.
Sasha miró a Tommy y forzó una sonrisa:
-Tú, blanquito, ¿qué coño haces con Dean? ¿es de confianza o sigue siendo el mismo jodido desertor?
-Él nos trajo aquí buscando vuestra ayuda, sabe que buscamos lo mismo -Tommy tragó saliva- Yo confió en él….

jacob artist es Jack

Carl se cruzo de brazos y miró fijamente a Dean recordando lo que pasó, recordando como él los dejó tirados a todos. Él era la única persona que los hermanos Cohen podía confiar como si fuera parte de su familia. Cogió su pistola y apuntó a la cabeza de su antiguo amigo, podría reventarle los sesos en cuestión de segundos. Sasha miró a su hermano y los dos miraron a Dean:
-¿Cómo podemos confiar en ti, Dean? -Dijeron Sasha y Carl a la vez- Tú nos dejaste cuando confiamos en ti, puedes mentir a un montón de blanquitos pero a nosotros no…
Dean se acercó a Carl y le miró a los ojos, Sasha se levantó del sofá enfadada ya que no soportaría que Dean les volviera a mentir nuevamente:
-¿Sabéis por qué me fui del barrio? me cansé de ver tantas muertes, me cansé de ver como Matt nos exterminaba… somos el puto grano que él quería extirpar de su ciudad perfecta -Dean suspiró y miró a los hermanos- Me fui intentando derrocar a Dean y por fin tengo la clave para hacerlo, ¿queréis ayudarme?
Carl se cruzo de brazos y miro a Sasha:
-¿Quieres confiar en él, hermana?
-Sólo quiero escuchar la mierda que nos quiere soltar, hermano. ¿Qué cojones quieres hacer y para qué quieres que te ayudemos?
-Tengo muchas armas para entrar al hotel de Matt y terminar con él, pero nosotros somos pocos para hacerlo y necesito ayuda…-Dijo Dean.
Los hermanos se miraron entre ellos, había dado en el clavo y era el poder enfrentarse a Matt. Desde hace años Dean sabía como pensaban los hermanos ya que había pasado años con ellos y por los años se convirtió en la pieza clave de sus operaciones:
-¿Armas? Tienes jodidas armas para nosotros y quieres que le reventemos el culo al blanquito de Matt -Dijo Sasha.
Dean asintió con la cabeza y Carl le dio la mano:
-Cuenta con nosotros Dean.
Sasha se acercó a Dean y le miro a los ojos, posiblemente podría volver confiar en él nuevamente como lo hacía en el pasado. Le acarició lentamente el rostro y forzó una sonrisa:
-Sólo quiero darte las gracias por volver, pero también quiero decirte que si nos vuelves a joder te cortaré las pelotas... y ahora llévate a tus blanquitos de aquí, mis chicos os escoltaran hasta el final del barrio…
Dean, Tommy y Jack fueron escoltados por los hombres de los Cohen ya que ni siquiera para ellos su propio barrio era seguro, Jack miró a Dean con muchas preguntas:
-¿Estás seguro que podemos confiar en ellos, Dean?
-Tenía que usar la palabra clave para que ellos me ayudaran, daba igual las armas que podríamos contar…” Matt”
Tommy miró a su espalda y sintió un intenso escalofrió, se sintió bastante incomoda cuando Sasha le tocó de aquella manera y la forma que le miró. Era tan extraño.
Por fin se quedaron a solas Carl y su hermana Sasha, él pensar que podían destruir a Matt era tan excitante para ellos. Carl se acercó a su hermana y le cogió fuertemente de la cintura, le miró a los ojos con una amplia sonrisa.
-Por fin podremos joder a Matt…
Sasha miro¡ó a los ojos a su hermano y sonrió:
-Piensa lo que podríamos hacer. Primero liberar a nuestro barrio y después hacernos con toda la ciudad, tendremos jodidas armas.
Los hermanos se comenzaron a besar excitados por esa idea, sus cuerpos se excitaron pensando en el poder y se dejaron llevar en el amor prohibido que siempre habían escondido. Se dejaron arrastrar por el placer y comenzaron a besarse lentamente, se comenzaron a desnudar y comenzaron a desearse en el sofá del comedor.
Al llegar al final del barrio vieron a Bob y a Sarah esperándoles, la chica al ver que volvía Dean corrió a su lado y le dio un fuerte abrazo ya que por fin podía respirar tranquila. Él estaba a salvo.

... Capítulo 17  ...

martes, 4 de febrero de 2014

El Sótano Maldito: Recopilatorio de relatos de Terror

¡Hola!
He hecho un recopilatorio de varios de mis relatos tanto de terror como de temática zombi titulado El Sótano Maldito, ¡espero que os guste! Si es el caso, por favor puntuad y comentad :)



El recopilatorio está disponible en:
Wattpad El Sótano Maldito
Soopbook El Sótano Maldito (ya disponible su descarga gratuita)